Reflexoterapia podal

Los pies pueden dividirse en varias zonas que representan exactamente las distintas partes del cuerpo humano. De este modo, si se manipulan estas zonas mediante presión, el efecto de este masaje llega directamente a las partes correspondientes del organismo. La reflexología podal activa la capacidad que tiene el ser humano para conectarse con su propio cuerpo y escuchar sus necesidades

A pesar de que se tiene conocimiento de que la reflexología era ya usada hace miles de años por chinos y egipcios, esta disciplina puede considerarse de origen occidental, ya que fue el doctor estadounidense William Fitzgerald quien la desarrolló a principios del siglo XX. Aunque la reflexología también puede aplicarse a partes del cuerpo tales como la cara o las manos, la que se realiza en los pies es la que se utiliza con más frecuencia, ya que es en este lugar en el que se concentran las diferentes partes que conforman el cuerpo de los seres humanos.

Los beneficios que reporta esta técnica son infinitos. Se trata de la aplicación de un reconfortante masaje en los pies que, en ningún caso, puede llegar a resultar doloroso. Estas extremidades representan el cuerpo con todos sus sistemas funcionales. Mediante el tratamiento reflejo se puede normalizar el funcionamiento orgánico, no sólo a nivel fisiológico o estructural, sino también en el ámbito mental o emocional, interviniendo de este modo sobre las denominadas “enfermedades psicosomáticas”.

 

Beneficios de la reflexoterapia podal

1. Induce a un profundo estado de relajación y bienestar.
2. Estimula la energía vital. Libera los bloqueos existentes y la hace circular de forma armónica y equilibrada.
3. Mejora la circulación sanguínea y linfática, a nivel local y general, evitando que existan estancamientos de sustancias o residuos de desecho en los tejidos.
4. Equilibra las transmisiones nerviosas, produciéndose un perfecto ajuste del sistema de retroalimentación e interconexión entre todas las partes de nuestro organismo. Así contribuye a mantener el medio interno en perfectas condiciones: “Homeostasis”.
5. Depura y limpia el organismo de sustancias tóxicas como catabolitos, calcificaciones, ácido láctico, uratos y materiales de desecho procedentes de la respiración y nutrición celular.
6. Favorece la respiración y la nutrición celular, aprovechando las sustancias que puede haber retenidas en los tejidos y que, al ser liberadas, se reutilizarán como materia prima para favorecer la síntesis de otras sustancias vitales.
7. Reduce el estrés, tensión y ansiedad.
8. Normaliza las funciones orgánicas, glandulares y hormonales.
9. Estimula las defensas del organismo. Provoca una mayor actividad del sistema inmunológico.
10. Alivia el dolor.

Reflexoterapia podal

Relajante y terapéutico masaje de pies

Contacta con nosotras